Mustang Shelby Cobra GT 500 2006

El Mustang Shelby Cobra GT 500 2006 es el Mustang más potente que ford ha fabricado. Fotos, especificaciones y comentarios de diseño.

Mustang Shelby Cobra GT 500 2006

Mustang Shelby Cobra GT 500 2006
Mustang Shelby Cobra GT 500 2006
Más de 450 caballos de potencia hacen que el Shelby cobra GT 500 que se comercializará en 2006 sea el Mustang más potente de la historia. Se presentó en el salón de New York.

El proyecto cuenta con Shelby como padrino, al menos en las fotografías, ya que dudosamente los ingenieros de Ford necesiten escuchar anécdotas de un octogenario preparador de autos de la década del ’60... El nuevo Mustang Cobra está inspirado en el GT 500 de competición con el que Shelby demostró en su momento (la década del 60) gran capacidad como líder de equipos de competición.

Ford dedicó full-time los esfuerzos de su división de competición SVT (Special Vehicle Team). Éste anexo de Ford funciona de manera similar a como lo hace AMG para Mercedes Benz, SVT preparó otros Mustang en el pasado y una de las pick-up más potente y rápida del mundo, la F-150 Lightning.

Sobre la plataforma del Mustang GT 2005, se desarrolló el GT 500, un modelo que conjuga la ingeniería contemporánea de SVT en el chasis, un motor que supera los 450 caballos de potencia y un trabajo de styling que evoca al Mustang Fastback 1967 en cada detalle.

El motor, con bloque de fundición y culatas de aluminio, es un V8 MOD sobrealimentado, sus 5.400 cm3 y 32 válvulas lo hacen capaz de erogar más de 450 HP. Es un derivado del V8 presente en el renovado GT 40 que recientemente Ford lanzó a la venta como su máximo deportivo. La caja de cambios es manual de 6 marchas.

Mustang Shelby Cobra GT 500 2006
Mustang Shelby Cobra GT 500 2006

Como consecuencia de un motor tan potente, el chasis debió ser estudiado con máxima atención para lograr que sea seguro. Su rigidez le confiere un carácter algo predecible en condiciones extremas y permite una marcha confortable en el manejo urbano.

La suspensión delantera McPherson invertida aporta a la ya mencionada rigidez. El tren trasero tiene una suspensión con tres brazos y una barra de torsión. Para el momento de frenar dispone de frenos de disco ventilado Brembo en cada una de sus ruedas con llantas de 19 pulgadas.

El interior luce butacas de cuero y elementos cromados como reminiscencias de su antepasado. Los detalles en aluminio lo acercan al presente y aportan para generar un ambiente muy deportivo en el habitáculo.

Dado que Ford dispuso encarar el futuro cercano reviviendo las glorias de su pasado, han decidido incluir no solo los rasgos característicos en las carrocerías, sino también los símbolos, como la cobra cromada en la parrilla y laterales del GT 500.

El lanzamiento al mercado está anunciado para el 2006. Luego se espera que Ford y SVT introduzcan en 2007 una pick up de alta performance llamada Sport Track Adrenalin, que reemplazará a la F-150 Lightning.

© Adrián Blanco 2005 –- Prohibida la reproducción total o parcial sin consentimiento explícito del autor.


Historia del Mustang

Una breve y resumida lección de historia para los que empiezan a conocer al Mustang.

A fines de 1964 Ford introduce el Mustang en sus versiones techo duro y convertible. Un auto pequeño entre los colosos de aquella época. Era un auto 2+2, es decir que acomodaba con comodidad a dos personas pero eventualmente podían viajar 2 más en las plazas traseras.

Básicamente era un auto de paseo y uso diario, para el público joven que podía acceder a precio razonable a un vehículo de concepción muy innovadora. Tenía motorizaciones V8 y V6.

Recién para el año 1967 llegó la lenta respuesta de GM al éxito inesperado de Ford. GM presentó al Camaro y al Firebird. Ese mismo año ya veía todo un abanico de opciones de Mustang: cola corta, media y larga (fastback). Estaba el GT, el Shelby GT 350 y el Shelby GT 500.

El pequeño pony de Ford se había transformado en un caballo salvaje con motorizaciones de hasta casi 500 caballos de potencia, sin mencionar los severos problemas de maniobrabilidad, ya que no nació para eso. Su éxito en las carreras locales permitió este crecimiento febril.

Para el año 70, aparecieron las versiones Boss y Mach, también con derroches de potencia. Hasta que al igual que todo auto en EEUU sufrió la crisis de petróleo de la década del 70. Los cambios en las leyes de emanaciones y el alto precio del petróleo vapulearon su rendimiento.

Recién a mediados de los 80 comenzó a recuperar su forma. La década del 90 lo vio renacer y en el 2005 se consolidó como ícono americano. Seguramente el 2006 sentará un nuevo precedente en su historia.

© Adrián Blanco 2005 –- Prohibida la reproducción total o parcial sin consentimiento explícito del autor.


Búsqueda personalizada
INICIO