Ferrari 312T Formula 1

La historia completa del Ferrari 312T, uno de los Ferrari de Fórmula 1 más exitosos de la historia. Estadísticas, fotos, datos históricos y especificaciones.

Ferrari 312T

Ferrari 312T
Ferrari 312T

Ferrari Fórmula 1 en los años 1970

A mediados de los años 1970 el equipo Ferrari retomaba el dominio de las competencias de Fórmula 1. Aquella era la primera vez que un equipo de la categoría máxima conquistaba la copa de constructores en tres años consecutivos, de 1975 a 1977. Éste era el tipo de éxitos que tanto ansiaba el creador del mito, Enzo Ferrari.

El mismo Enzo Ferrari fue quien decidió en 1972 abandonar todo programa deportivo que no diera puntos importantes para campeonatos válidos que le valieran más prestigio. Otra medida adoptada fue reincorporar a Mauro Forghieri como ingeniero principal. Forghieri, un talentoso ingeniero italiano, contaba con apoyo total y estaba por encima de cualquier otro integrante del equipo Ferrari. Era responsable de diseño, ejecución y supervisión.

Otra designación clave fue la de Luca de Montezemolo como jefe de equipo. Y todos los esfuerzos e incorporaciones rápidamente llevaron a Ferrari al éxito. Los resultados vinieron en 1974, cuando Niki Lauda y Clay Regazzoni ganaron tres carreras de campeonato con el modelo 312B3.

Introducción del Ferrari 312T en Fórmula 1

Había todavía gran potencial en el motor de 12 cilindros boxer (con 2 bancos de cilindros enfrentados a 180 grados). Éste motor de 2.992 cm3 fue mejorado para la temporada de 1975. La potencia llegó a 485 hp, aproximadamente 20 caballos más que el rival Cosworth DFV, a pesar de ser el impulsor Ferrari algo más pesado.

Como siempre se dio en las designaciones de Ferrari, el “3” significó 3 litros de cilindrada y “12” el número de cilindros. En 1975 el auto recibió el nombre 312T, siendo esa letra la inicial de “trasversale”, dado que la caja de cambios estaba ubicada transversalmente con respecto al motor.

El motor se ubicaba bien abajo y bastante adelantado en el chasis para mantener el centro de gravedad bajo y con su masa bien centrada. Ésta disposición hizo del 312T un bólido muy ágil y estable.

El chasis tipo monocasco mostraba un claro avance aerodinámico y en criterios de seguridad. Los pontones laterales eran bastante innovadores, dando lugar a los radiadores de agua. La enorme toma de aire para el motor fue integrada en el diseño del monocasco.

La temporada de 1975 fue dominada por el austriaco Niki Lauda, quien ganó 5 carreras y conquistó el título de pilotos. El otro piloto también hizo su aporte. Con una victoria de Clay Regazzoni en el Gran Premio de Italia y otros buenos resultados, Ferrari ganó también la Copa de Constructores por un amplio margen de puntos.

Estadísticas del Ferrari 312T

Ferrari 312 T4
Ferrari 312 T4
Para el año 1976 las tomas de aire tipo “caja” fueron prohibidas. Para esta nueva reglamentación Ferrari desarrolló el 312T2, cuyas entradas de aire para el motor fueron canalizadas prolijamente junto al cockpit.

1976 comenzó con tres victorias consecutivas, dos de Lauda y una de Regazzoni. Luego, ese mismo año se estrenaba el 312T2, con el que Lauda ganaría dos carreras más. Era más potente que el anterior, llegando a los 500 hp. Pero en el Gran Premio de Alemania una tragedia llegaba a Ferrari: Niki Lauda se accidentó en Nurburgring y sufrió quemaduras graves.

Lauda volvió pero con dificultades. Perdió el campeonato de pilotos aunque consiguieron la Copa de Constructores para Ferrari. La fortuna volvería para el año siguiente.

En 1977 Lauda y Ferrari conquistaron el Campeonato de F1, venciendo a Lotus por un amplio margen. Lauda ganó tres Grandes Premios, mientras que el argentino Carlos Reutemann ganó uno (en Brasil). Más tarde ese año Gilles Villeneuve condujo sus primeras carreras para Ferrari.

Villeneuve triunfó en Montreal en 1978 y anotó su primera victoria en la Fórmula 1. Reutemann ganó tres carreras pero no fue suficiente para Ferrari. Ese año el Lotus 79 ganó el Campeonato y la Copa de Constructores. Ferrari no tuvo otra opción más que incorporar el revolucionario efecto suelo, dotando al 312T3 con faldas para intentar ser competitivo.

El efecto suelo ya era parte de los 312T4 y T5 de 1979 y 1980, aunque ahora surgían problemas en las culatas del motor. En 1979 Ferrari lograba seis victorias con sus pilotos Jody Scheckter y Gilles Villeneuve, primero y segundo respectivamente en la tabla de puntos del campeonato de pilotos. Ferrari recuperó la posición de equipo de campeón.

1980 fue el año de despedida del 312. Fue uno de los fracasos más grandes en la historia de Ferrari, que pasaría los próximos 20 años sin obtener un Campeonato de pilotos.

Más información sobre autos Ferrari

© Adrián Blanco 2006 – Prohibida la reproducción total o parcial de texto y/o imágenes sin consentimiento explícito por escrito del autor.