Porsche 956

El Porsche 956 hizo historia en el Campeonato Mundial de la FIA, ganando títulos y Le Mans en 4 ocasiones consecutivas. Historia, fotos, especificaciones y estadísticas de resultados de todos los Porsche 956 Grupo C.

Porsche 956

Porsche 956
Porsche 956
Tras los cambios en el reglamento del Campeonato Mundial de la FIA, para 1982 se establecieron nuevos grupos o categorías para competir, denominados A, B y C. Porsche diseñó el prototipo 956 para participar en el Grupo C, donde se han visto algunos de los prototipos más espectaculares de la historia.

El Porsche 956 fue uno de los prototipos más exitosos en la historia del automovilismo deportivo. Diseñado especialmente para competir en el Grupo C del Campeonato Mundial de la FIA, este coche adoptaba el motor ya utilizado en el Porsche 936 que ganara en Le Mans 1981. Se trataba de un 6 cilindros Boxer de aluminio con una cilindrada de 2.650 cm3 y 4 válvulas por cilindro.

Dado que el reglamento establecía un límite de combustible disponible para cada auto en las carreras, Porsche optimizó aun más el consumo de combustible. Con ayuda de Bosch cambiaron el sistema de inyección mecánica por uno digitalmente controlado. También se adoptó una nueva caja de cambios de 5 velocidades con sincronismos. Así se redujo el consumo elevando prestaciones y obteniendo un mayor torque.

Otra gran mejora fue la adopción de un nuevo chasis. Tras competir con la misma base durante años, los ingenieros de Porsche diseñaron un nuevo chasis tipo monocasco de aluminio sobre el que montaban las suspensiones y una subestructura trasera donde, a su vez, se montaba el motor. La suspensión trasera también se anclaba a la caja de cambios en dicha subestructura.

Si bien la FIA permitía muy poco efecto suelo, la ingeniosa solución de Porsche fue colocar venturis en la zona del suelo tras las ruedas delanteras, donde el reglamento no impedía realizar esta tarea. El motor fue desplazado levemente hacia arriba para poder canalizar el aire y el resultado fue brillante. El Porsche 956 fue el primer auto de la marca en generar efecto suelo, creando una fuerza descendente tres veces superior a la del famoso Porsche 917.

El Porsche 956 debutó en mayo de 1982 en Silverstone. Los pilotos Jacky Ickx y Derek Bell condujeron al 956 a la victoria en su categoría y al segundo lugar en la tabla general, detrás de un Lancia LC1 del Grupo 6. Posteriormente llegó el turno de correr las 24 Horas de Le Mans. Porsche dominó absolutamente la competencia, ubicando sus tres autos al frente durante la totalidad de la prueba.

La contundencia del 956 hizo que Porsche decidiera competir en el resto de las carreras del campeonato 1982. En la última carrera Porsche sumó bueno puntos con la victoria en Brands Hatch y ganó el campeonato.

Porsche 956
Porsche 956

En 1983 Porsche continuo evolucionando el 956. Como estrategia de desarrollo y dominio en las pistas, la fábrica construyó 12 coches, de los cuales 9 fueron vendidos a equipos privados como Joest Racing, Obermaier Racing, John Fitzpatrick Racing, Richard Lloyd Racing, Kremer Racing y el Brun Motorsport.

La campaña 1983 demostró la superioridad arrolladora de los prototipos Porsche. El equipo Joest Racing ganó la carrera inaugural, mientras que el equipo oficial ganó todas las carreras restantes del año.

En 1984 la estrategia era la misma, aunque solo se fabricaron 7 autos. Otros 5 autos fueron construidos bajo la denominación 962. Porsche advirtió un potencial tan sorprendente en su desarrollo que decidió llevarlo a competir en IMSA.

Para adaptar el auto a las regulaciones de IMSA GTP debían realizarse algunas modificaciones menores, que llevaron al auto al cambio de designación. El Porsche 962 triunfó en EE.UU. asegurándose años de dominio en el Campeonato IMSA.

Volviendo a la historia del Porsche 956, con éste prototipo la marca alemana ganó todas las carreras en las que se presentó (10 de 11) por el Campeonato FIA de 1984. Se destaca la victoria aplastante en Le Mans, donde Porsche ocupó los primeros siete puestos. Así es como el Campeonato FIA tuvo nuevamente como dominador absoluto a la casa de Stuttgart, que sumó más del doble del puntaje de su competidor Lancia.

Para esta instancia, los prototipos 956 de Grupo C eran auténticos bólidos de competición que superaban el rendimiento de los F1. Eran sumamente livianos (820 kg) y utilizaban motores 6 cilindros Boxer con dos turbos gemelos KKK K27 a 2,2 bar de presión, desarrollaban una potencia de 620 hp y alcanzaban velocidades superiores a 360 km/h.

En 1985 casi todos los Porsche presentes en el Campeonato FIA correspondían al modelo 962, aunque la competencia de 24 Horas de Le Mans tuvo como líder y escolta dos Porsche 956 de los equipos privados Joest Racing y Richard Lloyd Racing respectivamente.

Más información

© Adrián Blanco 2007 - Prohibida la reproducción total o parcial de texto y/o imágenes sin consentimiento explícito por escrito del autor.


Búsqueda personalizada
INICIO