Prototipo Lancia Haizea

Un diseñador argentino estudiante del Instituto Europeo de Diseño presentará su prototipo para Lancia en el Salón de Ginebra 2006.

Lancia Haizea

Lancia Haizea
Lancia Haizea

El salón de Ginebra, Suiza, será el marco ideal para el debut de un prototipo realizado por el diseñador argentino Hernán Charalambopoulos. El auto, concept car para la empresa italiana Lancia, recibió el nombre Haizea. El proceso de diseño involucró al Instituto Europeo de Diseño.

Como ya ocurrió en los últimos dos años, el Instituto Europeo de Diseño presentará otro trabajo en la exhibición suiza, el famoso Salón de Ginebra. El instituto con sede en Turín, Italia, sigue presentando a sus destacados estudiantes como el argentino Hernán Charalambopoulos. Él es el responsable de las osadas líneas del Haizea. Charalambopoulos fue diseñador integrante de un equipo de trabajo en Lancia, previamente a su ingreso al Instituto Europeo de Diseño.

En lo que a diseño respecta, declararon haber tenido también intención de mantener una cierta familiaridad de líneas con modelos vigentes del Grupo Fiat.

El Haizea fue dibujado con ánimo de impactar por su aspecto poco cotidiano, aunque un tanto caótico aerodinámicamente en su exterior de carrocería. Las líneas lanzadas de la cabina culminan semi integradas a un capó escueto que se destaca por sus aristas filosas y sobresalientes al frente. Considero que no hay un criterio totalmente uniforme entre todos los volúmenes del vehículo, ya que el lateral del auto es muy convencional para un frente que no lo es tanto y un baúl muy poco aventurado...

En lo que a funcionamiento respecta, el Haizea dispone de tres motores: uno de combustión interna estándar, ubicado en posición central detrás de los pasajeros para impulsión de las ruedas traseras. Mientras que las ruedas delanteras cuentan, cada una, con un motor eléctrico, de los que no se conocen datos puntuales de potencia o rendimiento.

El Lancia Heizea mide 4.690 milímetros de largo, 1.930 de ancho, y 1.420 de alto. Es de esperarse que su larga distancia entre ejes, de 2.720 milímetros le valga un buen andar.

El Instituto Europeo de Diseño aseguró que el prototipo fue concebido, desde el inicio del proceso de diseño, teniendo premisas como la seguridad activa y pasiva. Para ello se dotó al chasis con un sistema que absorbe impactos con gran eficacia.

© Adrián Blanco 2006 – Prohibida la reproducción total o parcial de texto y/o imágenes sin consentimiento explícito por escrito del autor.


Búsqueda personalizada
INICIO