Nissan 350 Z

Otro clásico que revive. El Nissan 350 Z es la "reencarnación" del popular Datsun línea Z. Tiene 280 caballos de potencia y todo el espíritu de un deportivo.
buscar libros y productos relacionados

Nissan 350 Z

Otro clásico que revive. El Nissan 350 Z es la "reencarnación" del popular Datsun línea Z. Tiene 280 caballos de potencia y todo el espíritu de un deportivo.

Nissan 350 Z
Nissan 350 Z

El 350 Z posee rasgos apreciados por cualquier entusiasta de los autos deportivos. El sonido del motor es uno de ellos. Pisar su acelerador pasadas las 3.000 rpm es un deleite para los oídos. Y responde siempre empujando al frente, a cualquier régimen de revoluciones.

Otro detalle interesante es la firmeza de la suspensión, que si bien en ocasiones puede resultar un tanto dura, es muy adecuada para las prestaciones de un deportivo. En éste caso debería decir que esa suspensión es importante para las reacciones al acelerar y doblar. Porque objetivamente la velocidad final es uno de los puntos débiles del 350 Z.

Despierta ganas de manejar ésta coupe su ágil caja de cambios manual de seis marchas. Permite una rápida aceleración. Aunque nos lleva a una triste realidad: la velocidad final llega bastante rápido. Es muy positivo lo firme del manejo y la buena maniobrabilidad en curvas exigentes. No así en el manejo urbano, en donde las reacciones pueden resultar algo lentas. La capacidad de frenado, asistida por ABS, es también digna de remarcar. Todos los modelos traen estándar el sistema de control de estabilidad.

La rigidez de suspensión no se siente demasiado en el volante, que vale comentar que podría traer opción de ajuste para poder entonces mejorar la postura de manejo. La relación entre la ubicación del volante y la de la palanca de cambios no resulta cómoda.

El diseño de la carrocería es bastante minimalista. No hay ornamenta innecesaria ni molduras exageradas. Un capó de superficie liso muy agradable. La entrada de aire delantera para el radiador es simplemente un rectángulo horizontal recortado de un frente panzón y uniforme. Todo en la carrocería de éste nuevo Nissan es muy armónico. El único detalle curioso sería la manija de las puertas. El resto es impecable, un trabajo de styling conservador pero muy prolijo.

El interior es también mesurado en detalles y ornamentas. Es biplaza pero detrás de las butacas hay dos espacios para llevar equipaje, complementando bien el pequeño baúl de 235 dm3 de capacidad. El interior tiene como opcional, por algún dinero extra, cambiar partes del tapizado de las butacas por piel de color naranja.

Un detalle interesante a mencionar en lo relacionado a la tecnología presente, es que los espejos retrovisores tienen sistema para evitar que se empañen al igual que la luneta térmica en los vidrios traseros. Los faros de xenón están presentes como equipamiento base al igual que el control de velocidad crucero y el sistema telefónico. Un opcional interesante son las llantas de 18 pulgadas de aluminio que pesan casi 4 kilos menos que las estándar.

En Europa, el mismo 350 Z presenta cambios con respecto a la versión americana. Un difusor de aire trasero y un alerón aportan seguridad de maniobra a alta velocidad. Al frente algunas diferencias en la admisión de aire mejoran el coeficiente aerodinámico, hasta 0,29. La mecánica también tiene optimizaciones, especialmente en la transmisión. Su precio ronda los 41.000 euros. Y es un muy buen precio si se compara con sus rivales directos como el Mazda RX-8 y el Audi TT.

Breve historia del Datsun Z

El primer Datsun línea Z se comercializó en 1970. El modelo 240 Z presentaba un motor de 2.400 cm3 que erogaba alrededor de 150 HP. Su principal atractivo era su precio, mucho más bajo que cualquier otro deportivo de la época.

A medida que pasaban los años el motor fue creciendo, al igual que sus prestaciones. Los modelos 260 Z y 280 Z cambiaron también el tamaño de la carrocería, considerablemente grande para un coupe biplaza 2+2.

Con la llegada de la década del 80 llegó una carrocería totalmente nueva para el modelo 280

Más info sobre Nissan

© Adrián Blanco 2005 – Prohibida la reproducción total o parcial de texto y/o imágenes sin consentimiento explícito por escrito del autor.