Cooper-Climax F1

Historia del revolucionario Cooper-Climax, el primer auto de F1 con motor central. Estadísticas, fotos, datos históricos y especificaciones técnicas del Cooper-Climax.

Cooper-Climax Fórmula 1

Cooper-Climax T53 F1
Cooper-Climax T53 F1
Los primeros autos construidos por Cooper para carreras tipo “Gran Premio” en los años 1952 y 1953 tenían motor delantero de 2.000 cm3 de cilindrada y no se destacaban por sus prestaciones. Eran un auto más en el pelotón y resultaban accesibles para pilotos de línea media que probaban suerte e intentaban ganarse un lugar en la F1.

Posteriormente, para el año 1957, Cooper diseñó nuevos autos para competir en la Fórmula 2. Estos nuevos monoplazas se destacaban por tener el motor situado en posición central, es decir, detrás del piloto y por delante del eje trasero.

Entre 1957 y 1960, los autos Cooper de Fórmula 2 ganaron 33 carreras sobre 51 disputadas. La mayoría de esos autos Cooper ganadores estaban equipados con motores Coventry Climax FPF, gracias al convenio celebrado entre Cooper y la empresa Coventry Climax.

La asociación fue tan exitosa que incursionaron en la Fórmula 1 causando gran revuelo. Cooper presentó por primera vez en la historia oficial de la F1 un auto con motor central. Su éxito fue tan contundente que en aquel entonces hasta en Estados Unidos veían con asombro esos pequeños autos Cooper. La influencia se extendió a todo el mundo de las competiciones de autos.

La primera victoria del Cooper-Climax en la Fórmula 1 llegó en el Gran Premio de Argentina de 1958 gracias al gran talento de Stirling Moss. Ese mismo año Maurice Trintignant ganó el Gran Premio de Mónaco, convirtiendo en el primer piloto francés en ganar una carrera de F1.

Los pequeños Cooper de F1 tenían un excelente potencial. Incluso teniendo entre 30 y 40 caballos de potencia menos que las Ferrari, les ganaba sin problemas gracias a una agilidad y maniobrabilidad superior. El Cooper era un auto de construcción simple, dotado con un chasis de cuatro tubos principales longitudinales y un reducido peso total.

En 1959 el piloto Jack Brabham manejó un Cooper con el cual se consagró Campeón Mundial, triunfando en los Grandes Premios de Mónaco y Gran Bretaña. Los pilotos Stirling Moss y Bruce McLaren también obtuvieron victorias con autos Cooper. Moss ganó en Italia y McLaren en Estados Unidos y Argentina (1960).

Para 1960 Cooper rediseño el chasis de sus autos. Las mejoras en el Cooper T53 aseguraron el segundo Campeonato de Constructores consecutivo para el fabricante. Así también llegó el segundo campeonato consecutivo para el piloto Jack Brabham, quien ganó 5 Grandes Premios seguidos en ese año.

Finalmente, cambios en el reglamento de la Fórmula 1 con respecto a los tamaños de los motores complicaron la situación de Cooper. Para cuando Cooper pudo obtrener un motor acorde a los cambios y con las prestaciones necesarias, las otras escuderías ya disponían de nuevos chasis y motores con los que aventajaban a los Cooper.

Queda por destacar que en 1961 un auto Cooper fue presentado en las 500 millas de Indianápolis con Jack Brabham como piloto. A pesar de haber tenido problemas en una parada en los boxes, el Cooper llegó en novena posición.

Más información

© Adrián Blanco 2007 - Prohibida la reproducción total o parcial de texto y/o imágenes sin consentimiento explícito por escrito del autor.