Panoz DP01 - Champ Car

La categoría Champ Car (ex CART) estrena nuevo chasis en 2007: el Panoz DP01 con motor Ford Cosworth Turbo. Fotos y el desarrollo técnico del proyecto.

Panoz DP01 - Champ Car World Series

Panoz DP01 Champ Car
Panoz DP01 Champ Car
Con un exhaustivo trabajo llevado a cabo por computación inicialmente y en el túnel de viento posteriormente, Panoz fabricó el DP01, su primer auto para la categoría Champ Car. El auto fue llevado a la pista para su evaluación a fines de agosto de 2006 y en menos de tres meses realizó más de 4.000 kilómetros de prueba.

Los resultados fueron alentadores desde el principio del período de pruebas por el alto nivel de desarrollo obtenido por Panoz en la etapa de diseño y evaluación en sistemas de CAD/CAE. El objetivo principal es entregar a los equipos un auto muy confiable en todos los aspectos, la confiabilidad general más la robustez del conjunto motor - caja de cambios.

Foto del Panoz DP01 proveída por www.champcarworldseries.com

Este proceso de cambio en la categoría Champ Car demuestra el gran esfuerzo que sus directivos están llevando adelante para lograr finalizar la crisis comenzada en el siglo XXI, cuando el mapa político del CART cambió brusca y negativamente. Esta propuesta apunta a lograr una estabilidad perdurable para equipos, pilotos, patrocinadores y proveedores. Otro factor importante es la consolidación del reglamento, que tampoco escapó a la mencionada crisis.

La temporada 2007 del Champ Car recibirá los nuevos y avanzados chasis Panoz DP01 construidos por “Élan Motorsports Technologies” con motores Ford-Cosworth turbo y neumáticos Bridgestone. El presidente de la Champ Car, Steve Johnson, comentó que “estamos muy entusiasmados con el potencial del chasis y el renovado motor Ford Cosworth V8 Turbo”.

Johnson agregó que “la nueva combinación que conforma al auto no solo provee un mejor vehículo para los equipos sino que abre las puertas para volver a ser altamente competitivos. Todo este logro es otro indicador del progreso conquistado desde que Kevin Kalkhoven, Jerry Forsythe y Paul Gentilozzi se hicieron cargo del Champ Car en 2004”.

Mientras que el aspecto exterior del auto se mantiene fiel al estilo de la categoría, toda la tecnología incorporada marca una gran evolución. La configuración aerodinámica hará a este auto de carreras muy eficiente en circuitos callejeros, manteniendo su capacidad de adaptarse correctamente a carreras en óvalos y otros circuitos permanentes.

El nuevo chasis Panoz es más pequeño que el anterior tanto en ancho como en largo, a la vez que tiene una reducción de peso de 75 kilogramos. Así se obtiene como resultado un auto más ágil y rápido que demandará aun más a los pilotos.

Los cambios aerodinámicos tienen por objetivo mejorar el espectáculo en pista. Con alerones más pequeños y túneles de viento más grandes, la turbulencia entre los autos será menor y realizar maniobras de sobrepasos será más fácil y frecuente.

Otro elemento que juega un papel importante en el espectáculo es la incorporación de un sistema de encendido desde abordo. Así se intenta reducir el número de vueltas con banderas amarillas y pace car.

En lo que a la seguridad respecta, el nuevo diseño presenta innovaciones para mejorar la protección lateral de la cabeza del piloto y correcciones en la construcción del área (más grande) donde se ubican las piernas. Otro detalle importante es la adopción de una columna de dirección telescópica y paneles laterales diseñados para absorber la energía de los impactos.

La nariz del autos se comprimirá en dos etapas para mayor seguridad. Para las carreras en óvalos se contempló la utilización de una estructura trasera especialmente diseñada, ya que es sabido que los accidentes desde atrás contra el paredón causan los daños más severo a los pilotos.

El auto a utilizarse a partir del año 2007 logrará una meta crucial para los equipos de la categoría: reducir sus costos operativos y de mantenimiento. Se estima que el chasis Panoz tendrá un precio inferior en el orden del 35% menor, mientras que las piezas sueltas para repuestos y mantenimiento estarían en el orden del 50% de los valores anteriores. También se incorporarían nuevas tecnologías como discos de freno de fibra de carbono, que por su durabilidad, confiabilidad y larga vida útil representarían una inversión a mediano plazo.

Como conclusión, puede verse que los cambios serán muy positivos, porque más allá de las cuestiones de costos y tecnología, lo que mejorará será el espectáculo que los fanáticos siguen. Autos más potentes, livianos, parejos y ágiles permitirán que los pilotos sean más protagonistas y marquen las diferencias con su talento.

Más información

© Adrián Blanco 2006 – Prohibida la reproducción total o parcial de texto y/o imágenes sin consentimiento explícito por escrito del autor.